Lanzar un centro de investigación pionero para responsabilizar a Rusia por crímenes de agresión en Ucrania

Karim AA Khan KC, Fiscal General de Ucrania y Kenneth A. Polite Jr., Didier Reynders, Comisario Europeo de Justicia, Ladislav Hamran, Presidente de Eurojust, Andriy Kostin, Fiscal General de Ucrania y Kenneth A. Polite Jr., Fiscal General Adjunto de EE.UU. en una carrera de prensa sobre el centro internacional que se está creando para procesar la agresión rusa contra Ucrania, el ICPA. (Foto: Hollandse Hoogte/Shutterstock)

Un centro de investigación pionero inaugurado este día garantizará que Rusia vuelva a examinar los crímenes de agresión en Ucrania, según el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders.

El Centro Internacional para la Persecución del Crimen de Agresión contra Ucrania (ICPA, por sus siglas en inglés) de La Haya estará formado por un equipo de investigación conjunto de autoridades fiscales de Ucrania, Lituania, Polonia, Estonia, Letonia, Eslovaquia y Rumania que investigará el crimen de agresión de Rusia en Ucrania con el respaldo de la agencia de justicia penal de la UE, Eurojust, según un comunicado de prensa.

Estados Unidos y la Corte Penal Internacional (CPI) también se han apoderado del centro, que el presidente de Eurojust, Ladislav Hamran, calificó como «una plataforma única de cooperación internacional sin precedentes en la historia del derecho».

Las Naciones Unidas definió agresión como «el uso de la fuerza armada por un Estado contra la sobriedad, la integridad territorial o la independencia política de otros Estados, o en cualquier otra forma incompatible con la Carta de las Naciones Unidas».

El centro se va a «coordinar a fondo» con las investigaciones independientes que están llevando al CPI a los crímenes de guerra rusos en Ucrania.

Según el Estatuto de Roma, tratado por el cual se creó el CPI, el tribunal no puede investigar el crimen de agresión si el acto de agresión proviene de un Estado que no forma parte del Estatuto de Roma, salvo el Consejo de Seguridad de la ONU. remite el asunto.

Los legisladores de la UE han anunciado que es probable que Rusia, que no ha ratificado el Estatuto de Roma, exija su derecho de veto en el Consejo de Seguridad si se le devuelve el trabajo en relación con los crímenes de agresión en Ucrania.

En una rueda de prensa celebrada este lunes, Reynders dijo que espera que en el futuro «pueda enmendar el Estatuto de Roma para dar esta jurisdicción a la Corte Penal Internacional».

Además, continúa discutiendo la posibilidad de crear un tribunal específico para el crimen de agresión.

En la misma rueda de prensa, Hamran dijo que «no queremos esperar hasta el final del conflicto».

“Hemos decidido que apoyaremos a nuestros socios que han iniciado sus propias investigaciones nacionales”, agregó.

En la presentación estuvo presente el fiscal general de Ucrania, Andriy Kostin, y el califa del «momento verdaderamente histórico» en el que el «mundo civilizado no sólo se expresa, sino que demuestra con hechos concretos, que contar cuentas es lo más importante» .