Henry Kissinger, exsecretario de Estado de Estados Unidos, visitó a estos jóvenes en la sede del presidente de China, Xi Jinping, en Beijing. Xi elogió a Kissinger por su contribución a las relaciones bilaterales.